BMW 507: 60º Aniversario

BMW 507: 60º Aniversario

Se acaba de inaugurar una exposición especial dedicada al 60º Aniversario del 507 en el Museo BMW, uno de los modelos más icónicos de la firma bávara. Hasta el 31 de enero de 2016 los asistentes podrán descubrir en detalle este roadster con motor V8.

Algunas de las unidades más especiales del 507 se han reunido allí para contar la historia de cada una de ellas. Si vais de vacaciones por Múnich aprovechad la oportunidad, difícilmente podréis volver a ver tantos 507 juntos. 

BMW 507 (1956-1959)

Max Hoffman fue el mayor importador de deportivos europeos en Estados Unidos durante los años 50 y 60. Este visionario afincado en Nueva York impulsó la fabricación de los Mercedes 190 SL y 300 SL, Porsche 356 Speedster, Alfa Romeo Spider… 

Hoffman recomendó a BMW que lanzara un rival para el 300 SL y también propuso la creación de otro modelo más burgués que terminó siendo el 503. Los esbozos iniciales propuestos por Ernst Loof, entonces diseñador de BMW, no gustaron a Hoffman quien pidió a la marca alemana que bajara la posibilidad de encargar el proyecto a Albrecht Goertz. Así nació el 507.

El Hotel Waldorf Astoria de Nueva York fue el escenario en el que se presentó el 507 en sociedad en verano de 1955. En el Salón de Frankfurt de ese mismo año eclipsó al resto de novedades, incluyendo al mismísimo 503. Bajo su largo capó delantero contaba con un V8 de 3,2 litros que rendía 150 CV.

La producción empezó en 1956, dos años después del lanzamiento del Mercedes-Benz 300 SL, mientras que se vendieron en torno a 2.000 “Alas de Gaviota” y Roadster, BMW sólo logró comercializar 254 unidades del 507

De esta cifra 42 unidades correspondieron a la primera serie o Series I fabricada entre noviembre de 1956 y junio de 1957. Las 210 restantes de la Series II se fabricaron hasta diciembre de 1959. Se calcula que hoy tan sólo se conservan aproximadamente 200 unidades. 

Las unidades de la Series II se distinguen de los Series I por una serie de pequeños detalles. Los detallamos: en primer lugar la guantera es algo distinta con un tamaño mayor, detrás dispone de un espacio para pasajeros muy reducido pero lo ofrece, por último la entrada del depósito de gasolina pasa a estar en el lateral de la aleta posterior, en lugar de estar en la parte superior junto a la capota.

Precisamente por culpa del 507 BMW llegó al borde de la bancarrota en 1959, año en el que la familia Quandt aumentó su participación en la firma del 30 al 50% para salvarla in extremis.

Ironías del destino, hoy el 507 es uno de los BMW más deseados, con un valor de mercado que ya ha superado los dos millones de euros. En los últimos años su cotización ha experimentado un crecimiento próximo al 1000%, la última unidad se vendió en Alemania recientemenet por 2,3 millones de euros.

Varios aristócratas, actores de cine y grandes deportistas se rindieron a los encantos del 507.Elvis Presley compró uno mientras cumplía su servicio militar en una base americana de Alemania en 1959. Pilotos como John Surtees, Hans Stuck o Georg Meier también tuvieron uno. Otro de los ilustres que estrenó uno fue el magnate naviero griego Aristóteles Onassis.

En la galería de fotos encontraréis un gran número de imágenes del BMW 507, tanto de la versión Series I (1956-1957), como de la Series II (1957-1959). Asimismo, también podréis descubrir a su reencarnación del Siglo XXI, el Z8.

La historia del Z8 también entraña un cierto romanticismo. Al igual que el 507 fue concebido en Estados Unidos, esta vez en el centro de diseño Designworks que BMW tiene en California. 

El danés Henrik Fisker tuvo la suerte que pocos diseñadores tienen en su carrera, la de gozar de libertad prácticamente total a la hora de dar lugar a este roadster biplaza. Fue así como creó el prototipo Z07 Concept. La buena reacción del público cuando fue presentado en el Salón de Tokyo de 1997 hizo que BMW se animara a fabricarlo como una serie limitada.

Entre el 2000 y 2003 algo menos de 5.700 Z8 fueron fabricados en Múnich. La producción cesó en el momento en el que se retiró del mercado el BMW M5 serie E39 (1998-2003), modelo del que se aprovechaba el conjunto automotriz (motor, cambio y transmisión). Su V8 atmosférico de 5 litros rendía 400 CV de potencia máxima.

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario: